Luna (III)

(Podeís ver la primera parte aquí, y la segunda parte aquí)

Pasaron los meses y di por concluida la etapa sobre la investigación de las plantas; por lo que salté al siguiente punto: los animales.

Afortunadamente, en el colegio había algún compañero que contaba con su fiel lazarillo, y, aunque sabía que iba a necesitar observar otros —y más de uno— animales, pude así familiarizarme  desde un principio con dichos colores: el rojo y el blanco.

Aun así, solo había visto en persona perros guía y el gato de mis tíos, el cual he de reconocer que me impresionó bastante; sus formas internas eran totalmente irregulares y cambiaban frecuentemente de tamaño; mientras que las de los perros lazarillo se mantenían en un constante equilibrio en el que la luz blanca gobernaba sobre la roja.

La primera idea que se mi vino a la cabeza era convencer a mis padres y/o hermano para que me llevasen al zoo, mas decidí que primero debería conocer más perros y gatos. Por lo que opté por ir al parque con un par de compañeros y un profesor — más amigo que profesor—.

Deberíais haber visto el parque como lo veía yo, lleno de colores vivos y fugaces, lleno de vida, todo aparentaba ser estrellas bailando al son de la naturaleza. No tenía—ni tengo— palabras para expresarlo.

Mientras dábamos el paseo pude fijarme en cómo las formas de los colores dependían, no sabía por qué, pero así era.

Decidí acercarme sutilmente a aquellos dueños en los que el color rojo prevalecía sobre el blanco; En estos individuos percibí un lenguaje obsceno y de desdén para con sus respectivos perros, como si no los quisiesen y lo tuviesen por tenerlo, o por mera apariencia, o por hipocresía. ¿Por qué? ¿Por qué iba a tener alguien una mascota si no se le hace caso ni se le da cariño? ¿Cómo van ellos luego a darte cariño o darte esa compañía que tanto anhela uno? No lo entiendo .La humanidad está perdida, cansados de auto destruirnos decidimos destruir a cualquiera de nuestro en derredor, transmitiendo algo que odiamos tanto que preferimos sacarlo fuera y así fastidiar al otro; así acabaremos todos mal, y los animales no deberían sufrir estos daños colaterales. Varias lágrimas huyeron de mí, robaron parte de mi esperanza con tal violencia que casi desfallezco por un momento.

En cuanto a la situación contraria, me di cuenta de que sus dueños eran amables, dulces, tenían vida y se la transmitían a sus queridos amigos y compañeros. Y se notaba.

Poco a poco me di cuenta de que esto ocurría con cualquier animal doméstico, por lo que fue el momento de persuadir a mi familia para ir al zoo. Al día siguiente les preguntaría, demasiado anhelo perdido por hoy y no sé por qué pero el zoo será un ambiente parecido.

—Hola papá, ¿qué tal?—Le dije a mi padre en el desayuno.

—Hola hija mía, bien, ¿y tú?— Respondió con tono amable, como siempre.

—Muy bien, ¿a qué no sabes que estamos dando ahora en clase?—Decidí inventarme una mentirijilla para sacar el tema.

— ¿Qué hija?, ¿qué estás dando?—Respondió gentilmente.

—Estamos dando los animales, como el mono, el león, la gran jirafa con ese cuello que dan ganas de tirarse de él…— Afortunadamente la biblioteca es mi fiel compañera.

—No digas más Luna, mis instintos de rinoceronte me dicen que quieres ir al zoo— Espetó mi padre, cortándome de raíz y petrificándome.

—Si…—Susurré, había llegado el momento, todo o nada.

—Cuando tenía tu edad mi padre nos llevaba una vez al mes al zoo, para que observáramos las majestuosas obras del mundo; nos lo pasábamos genial —Dijo mientras una mueca nostálgica se percibía en su cara.

— ¿Eso es un sí?— Lo supuse, pero cuando hablamos de padres, nunca se sabe.

—Jajaja, claro hija, el fin de semana vamos y pasamos el día. Ahora me tengo que  ir a trabajar, ¡que tengas un buen día!—Exclamó y me dio un beso en la mejilla.

— ¡Bien, igualmente!, Te quiero—Respondí mientras le daba un abrazo.

Los días pasaban y yo solo podía pensar en el fin de semana, ¡que ganas! .

Image by banksy.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s