( )

No sabía con certeza lo que estaba buscando hasta ahora.

Desde que era niño me he hallado yendo de un lado para otro cual péndulo alocado; nunca estaba seguro si lo que estaba haciendo era lo mío o era un mero pasatiempo vacuo.
Esto provocaba un constante cambio en las actividades y hobbies que realizaba; Entre la duda y sus risas, siempre abandonaba cualquier labor.

Personalmente, pienso que toda actividad contiene un punto inflexible en el que llega a convertirse monótono y ya uno no goza de dicha tarea con esa ilusión que la caracterizaba antes, llegando incluso a odiarla.

Pero hoy, en la oscuridad de mi habitación, he logrado entender y encontrar mi labor.
Puesto que todo en algún momento se convierte tedioso, busquemos la ausencia de ello.
Indaguemos en la nada, alejándonos del todo y sus males. Perdamos nuestro ser y acojamos su soledad innata.

La nada nos podrá acurrucar en sus brazos; así viviremos sin el egoísmo, sin la vanidad, sin las imperfecciones humanas.

La nada es perfecta, todo está exactamente dónde debe estar y en perfecta armonía, creando un círculo vicioso en el que todo fluye y sigue su cauce, sin molestar a nada ni a nadie.

Ay, como te adoro, sé que no me vas a juzgar, puede que ni me escuches pero no me importa, nada más sintiéndote, seré feliz.

Podré empezar de nuevo, nadie me molestará.
Tú me comprendes.

Pero, ¿Cómo llegar a la nada?
Muy fácil, haré que la nada llegué a mí.

Fdo. La Muerte

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s